La Cerda Castúa, un proyecto genético en cerdo ibérico

15 junio 2016

Proyecto Genético Ibérico CastúaLa Cerda Castúa y el futuro del cerdo ibérico español

Se trata de un trabajo de investigación aplicada cofinanciado por el CDTI y desarrollado con la participación del IRTA y la colaboración de la Universidad de Zaragoza y la Universidad de Extremadura. El trabajo, de gran envergadura, pretende ofrecer al sector del porcino ibérico un animal altamente productivo, de gran calidad y homogéneo, seleccionado con criterios objetivos por medio de modernas herramientas genéticas.

Sin ninguna duda, es una clara apuesta por el cerdo Ibérico por parte de Inga Food, empresa con una gran experiencia en el ámbito del porcino, y que en esta ocasión está destinando un importante número de recursos a este nuevo proyecto.

Cerda Ibérica CastúaInga Food, desde su experiencia fijó una hoja de ruta para su programa de producción de cerdo ibérico donde apostó desde el principio por una definición clara y homogénea del producto, que necesariamente debía ser soportado por una base genética sólida, uniforme y con una máxima eficacia productiva.

Constataron que en las diferentes poblaciones de ibéricas con las que se inició el proyecto existía una importante dispersión en los caracteres por lo que decidieron desarrollar un programa genético que aportara soluciones al sector. De esa forma nació su Cerda Ibérica “Castúa”, que es una cerda ibérica de una gran eficiencia productiva, que aporta una homogeneidad máxima a todo el programa tanto a nivel productivo como a nivel de calidad de producto, y que en todo momento se desarrolla dentro de un programa de mejora continuo.


Objetivos del proyecto

El objetivo principal de este ambicioso trabajo es la obtención de una línea ibérica pura más eficiente y que pueda ofrecer resultados productivos y de calidad de producto, homogéneos, persistentes y económicamente más rentables. Para conseguirlo se trabaja combinando diferentes poblaciones de cerdas ibéricas puras, seleccionando las líneas que ofrecen los mejores resultados y que combinen mejor entre ellas. Todas las líneas se seleccionan tanto para caracteres reproductivos, como productivos y de calidad de producto. Eso si, en todo el proceso de selección y multiplicación, se mantiene la pureza de la raza ibérica.

Hasta el momento, nunca se había realizado un proyecto de semejante magnitud en el ibérico. Es cierto que se habían estudiado los resultados derivados de cruces entre estirpes puras ibéricas, así como la mejora del potencial de las líneas genéticas, pero nunca se aplicaron a la producción los resultados obtenidos. Sin embargo, en este caso, el ambicioso proyecto genético Cerda Castúa, lo que pretende es incrementar la baja eficiencia reproductiva de las líneas ibéricas, ya que éste es el talón de Aquiles de la producción del cerdo ibérico. Pero al mismo tiempo, el proyecto obliga a mantener, o incluso incrementar, la calidad y homogeneidad del producto. Por todo lo expuesto el beneficio final de este proyecto no recaerá únicamente en Inga Food, sino que redundará en todos los productores que trabajan en el sector ibérico.

Con mayor o menor razón, siempre se ha afirmado que el ibérico es un sector muy hermético y con falta de información; por ello uno de los importantes objetivos de este proyecto es contar con información estadísticamente significativa de todas las fases de la producción, sacrificio y elaboración de productos cárnicos.

Para la consecución de estos objetivos, el proyecto se divide en dos fases. La primera consiste en la realización de un programa de selección de la cerda ibérica pura con mayor eficiencia reproductiva, y con mejores resultados productivos en el ámbito de la granja: la cerda ibérica Castúa.

En la segunda fase, se busca la obtención de un producto de calidad bien definida a nivel de matadero. Se trata de encontrar la línea Duroc más adecuada (raza de finalizador más demandada por la industria del ibérico), que debe utilizarse como finalizador ideal de la Cerda Castúa para la obtención de un producto cárnico de excelencia y con rendimientos óptimos.


Programa de selección genética

Inga Food ha realizado un estudio de las diferentes estirpes de ibérico disponibles en el mercado. Los trabajos se iniciaron con la búsqueda de las estirpes que eran más eficientes y que cumplieran una serie de requisitos: que todas las cerdas fueran ibéricas puras, que tuvieran un elevado estatus sanitario y que fueran compatibles con los más altos estándares de calidad del producto cárnico final.

Se estudiaron y evaluaron un gran número de reproductoras provenientes de distintas ganaderías, con el fin de conseguir los mejores ejemplares. Gracias a este duro trabajo inicial, Inga Food pudo centrar su campo de actuación en tres clásicas estirpes ibéricas: retinta, entrepelada y torbiscal, que pasaron a integrarse en el programa genético. Tras seleccionar las estirpes que cumplían los duros requisitos iniciales, se comenzó a trabajar en la obtención de una línea genética ibérica pura, la cerda Ibérica Castúa.

Genética Cerda Castúa

Obviamente los cruces siempre se realizan en pureza, tanto en la estirpe utilizada como línea madre, como en la estirpe usada en la línea padre. Para contrastar este hecho, se ha llevado a cabo un estudio del genoma de todas las poblaciones de cerdas reproductoras que se están utilizando en el proyecto, con el fin de garantizar que los animales no cuentan en su genealogía con ningún cruce ajeno al ibérico, como podrían ser las razas Large Black o Duroc. En este punto, cabe destacar que todas las cerdas del programa de selección están inscritas en el libro genealógico de la raza ibérica.

El programa genético se basa en la combinación de diferentes poblaciones genéticas, buscando la heterosis y la complementariedad de los caracteres, como bases de la mejora genética. Como ha quedado sobradamente demostrado en la producción porcina, la combinación de dos líneas genéticas origina una nueva población genética que mejora los caracteres reproductivos respecto a las dos líneas originarias. Este hecho es la consecuencia positiva del efecto de heterosis que, en el caso del proyecto de la Cerda Castúa, se espera que lleve parejo un aumento entre el 10-15% de la prolificidad, es decir, en torno a un lechón más por camada.

Para intentar conseguir una mayor mejora y homogeneidad , Inga Food realiza pesajes al nacimiento y destete de todos los lechones de las camadas de las cerdas integradas en el proyecto, buscando aquellas hembras que ofrezcan los mejores resultados. La diferencia de peso entre los lechones es una de las principales razones de mortalidad en el ibérico, por lo que avanzando en la mejora de ese carácter, se espera reducir considerablemente el número de bajas.

Así pues, el proyecto genético Cerda Castúa, pretende conseguir las ventajas derivadas de aprovechar los avances que se están realizando en el ámbito de la selección y mejora genética del porcino en el mundo, pero referidas al campo concreto del ibérico en pureza. El objetivo para la producción de cerdo ibérico debe ser ofrecer un producto final de calidad, garantizando a la vez la rentabilidad del sistema productivo. La Cerda Castúa es la muestra de que ambos conceptos son compatibles y lo hace además, cumpliendo con la premisa indispensable de garantizar la integridad de la raza ibérica pura.

Cerrar
Utilizamos cookies de terceros, si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Más información, haciendo clic aquí.